Poner precio a una vivienda no es uno de los tramites para vender una casa más sencillos. Al fin y al cabo, una mala tasación puede implicar una venta por debajo del valor real del inmueble o la imposibilidad de encontrar un comprador por fijar un precio excesivamente elevado. A continuación, mostramos algunos consejos para vender un piso.
Valorar el aspecto emocional
La casa en la que uno ha vivido durante mucho tiempo es depositaria de multitud de recuerdos que pueden emocionar al propietario. Ahora bien, esto no le añade ningún valor a la vivienda y puede provocar que el vendedor exija una cifra demasiado elevada. Hay que entender que la visión que se tiene de una propiedad largamente vinculada a nosotros puede estar marcada por juicios subjetivos, de ahí que resulte interesante contar con tasaciones profesionales.
No comparar con otros inmuebles
Otra cosa que no hay que hacer para vender un piso es fijar el precio sin comprobar qué cantidades se han abonado por inmuebles similares. De este modo, el propietario puede estar exigiendo un precio que los posibles compradores saben que está fuera de mercado, lo que complica notablemente la venta. Como consejos para vender un piso, los inmuebles que cuenten con unas dimensiones relativamente similares y se sitúen a escasa distancia no deberían presentar diferencias importantes en su precio.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí política de cookies Si continuas navegando estás aceptándola.

ACEPTAR
Aviso de cookies